logo
  1. Historia
  2. Galeria
  3. Música
  4. Descargas
  5. Enlaces
  6. Teoría y práctica
  7. Venta
  8. Contacto



En este apartado trataremos de darles una guía a quienes desean introducirse a la ejecución del theremin.

El theremin es un instrumento de una sensibilidad extrema, capaz de producir los más delicados matices de timbre y de volumen.
Su ejecución es muy comparable con la de un violín, violonchelo, etc. O con la de un trombón. Ya que en estos instrumentos los ejecutantes tienen que conocer "de oído" las posiciones correctas de las notas.
Actualmente existen diferentes modelos de theremines en el mercado, pero hay puntos importantes a tener en cuenta antes de decidirse a comprar uno:

- Linealidad:
esta es una de las principales características a tener en cuenta. Que es la linealidad?... como ya sabes, todo theremin emite un campo electromagnético en sus antenas. Este campo magnético es justamente lo que produce los cambios de notas cuando nos acercamos o alejamos al theremin.. La linealidad consiste en que el campo magnético sea lo más parejo posible en todo su rango de alcance.
La mayoría de los theremines son más sensibles cuando más te acercas a la antena. Esto es por una propiedad de los campos magnéticos.
Recuerda que cuanto mejor linealidad más fácil es de tocar el theremin, debido a que las notas están separadas mas o menos por la misma distancia.

- Estabilidad:
es muy importante que el instrumento una vez afinado y luego de una larga interpretación, no cambie bruscamente de afinación. Es normal que al cabo de un largo tiempo de uso se corra de una a tres notas, pero no más que eso.

- Control de volumen rápido y gradual:
si la antena de volumen no funciona de esa forma es más difícil impartir dinamismo y expresividad a tu música.

- Gran rango de notas:
un buen theremin debe al menos proporcionar una tesitura de cinco octavas , y preferentemente ajustable.

- Rango del campo magnético:
esto depende mucho del gusto personal. Lo que recomendamos por experiencia es entre 50 y 60 centímetros. Este item va de la mano con la linealidad, y de ello depende la distancia entre notas.

* Otros puntos no cruciales, pero de gran ayuda y que aportan versatilidad al instrumento son:

- Control de tono:
cada instrumentista tiene preferencia por un timbre diferente o particular. Con la posibilidad de un control de cambio de sonido, o más, se puede obtener un estilo personal.
- Llave de corte de sonido independiente al encendido:
este control nos permite dejar "callado" el instrumento sin necesidad de apagarlo. De esta forma evitamos tener que volver a afinar el theremin, ya que cuando es apagado y encendido nuevamente, no conserva la afinación anterior.

También hay que tener en cuenta que los controles de afinación y calibración de antena de volumen, tienen que ser precisos y permitir una rápida afinación / calibración.
Un indicador luminoso para el encendido y para saber si la llave de corte de sonido está activada no vienen nada mal.


TÉCNICAS DE USO

Ahora que estás frente a un theremin....recuerda que se trata de un instrumento musical como cualquier otro, por lo cual no pretendas en un día estar ejecutando melodías ni nada que se le parezca.
Lo más recomendable es tener algún tipo de conocimiento musical previo antes de lanzarse a intentar tocar. Si este no es tu caso... te alentamos a tomar un curso o por lo menos que leas un buen libro de teoría musical, que a la larga, si tu intención es ser músico, te servirá para cualquier otro instrumento.

Comenzamos
Una vez encendido el theremin tienes que dejarlo "calentar" unos pocos minutos antes de afinarlo para que se estabilicen sus osciladores (por lo general entre dos y cinco minutos).
Afinando: la afinación es fundamental para dar el rango de notas que vas a usar en tu interpretación y para "separar" las notas en la posición que más comodidad de ejecución te proporcione.
Ten en cuenta que la posición de tu cuerpo es importantísima. Y una buena postura para evitar el cansancio tras un largo tiempo de práctica.
Te recomendamos que te pares no en el centro justo del theremin, sino un poco corrido hacia la antena de volumen.
Una forma rápida de posicionarte es extender tu brazo derecho hasta que toque la antena de tono.
Imagina al theremin como un teclado suspendido en el aire. Cuando más cerca de la antena de tono (antena vertical), más agudas serán las notas, y cuando más cerca la mano a la antena de volumen, más leve será el sonido.
Una vez en posición, con el control de tono (pitch) de tu instrumento trata de ubicar la ultima nota grave que vas a usar en tu ejecución.
La mano derecha es la mano de las notas, y se mueve en forma horizontal hacia la antena vertical junto con el brazo. También puedes tener el brazo pegado al cuerpo y mover solo el antebrazo en forma de arco para no tener que soportar todo el peso de tu brazo.
La mano izquierda es la que controla el volumen y se mueve en forma vertical sobre la antena curva.
Para aprender tienes que empezar con pocas octavas, dos o tres. Si tratas de usar más, solamente vas a complicarte las cosas.
Si tu percepción auditiva no está muy desarrollada, te puedes ayudar con un piano, sintetizador u ordenador para producir notas y tocarlas con el theremin.
Comienza con escalas. Primero con la antena de tono solamente, corriéndote de nota en nota pasando por todas las frecuencias intermedias. Cuando creas estar seguro de poder con la antena de volumen, sigue haciendo escalas , pero esta vez sin el glisando. Produce una nota, baja el volumen con la mano izquierda, mueve la mano hasta la siguiente nota y por ultimo levanta la mano de la antena de volumen. Si le atinaste a la nota deseada.....felicitaciones!!!.... estás aprendiendo rápido.
Practica esto todo lo que puedas con todo tipo de escalas, y luego con diferentes niveles de volumen entre notas.
Cuando te creas preparado, intenta tocar una melodía. Te recomendamos que empieces por las más sencillas.

Otra cosa importante es: no usar la mano abierta de frente a la antena cuando te alejas o acercas a la antena de tono, si no, mover los dedos hacia la antena, para tener mayor control del tono. Si mueves la mano completa con la palma de frente a la antena, se hace muy sensible, por lo tanto, más difícil encontrar las notas.


...llegó el tiempo del vibrato... en el theremin el vibrato es el encargado de dar su tan característica voz.
Un buen vibrato debe ser corto, rápido y parejo, lo más rápido que puedas. Para producirlo tienes que hacer movimientos cortos y rápidos de la mano derecha. Pero cuidado... no debe ser constante, tienes que advertir cuando es necesario y cuando no. En exceso se torna muy monótono. Déjate llevar por la música, esa es la mejor guía. Un buen vibrato y en el momento justo, dan a una melodía el carácter y expresividad al que quieres llevar tu interpretación.

Practica a diario, no mucho, pero lo suficiente como para avanzar un poco cada día y verás que en un corto plazo vas a estar tocando lo que quieras, escuches, y se cruce por tu mente.
Recuerda esto...práctica y paciencia.

Estas líneas no pretenden ser un método ni nada que se le parezca, pero sí una ayuda a todo aquel que quiera empezar a usar un theremin sin tener conocimientos previos de su ejecución.
Lo que si espero es que te sirva y facilite los primeros pasos con este gran instrumento.
Si quieres compartir experiencias, aportar datos o algún consejo útil, te invitamos a que nos escribas para agregarlo en esta página.

 

Copyright © 2004 - 2017 - Theremin Argentina- . All rights reserved.